Cocina Ítalo Mediterránea

Cuando hablamos de cocina ítalo-mediterránea en Sevilla; nos referimos a una gran variedad de platos repletos de un sabor único y que representan la gastronomía de diferentes culturas asentadas alrededor de las bellas cuencas del mediterráneo. Y es aquí, donde la cocina italiana destaca con recetas tradicionales que sencillamente son un espectáculo al paladar. 

Ya que Italia y cada una de sus regiones; esconden diferentes productos típicos, una gran variedad de quesos y  vinos, exquisitas  frutas, y las más finas hortalizas. Por lo que no es sorpresa que su cocina, sea considerada una de las mejores que existe en el mundo.

italomediterranea

¿Qué define a una buena comida ítalo mediterránea?

La respuesta es sencilla, es una comida de altísima calidad, sana y con sabores equilibrados únicos en su estilo. Y va desde los antipastos a base de aceite extra virgen, verduras conservadas o asadas, vegetales de gran frescura y vinagre; hasta exquisitos quesos, aceitunas, hongos !Y claro! Los ingredientes selectos de las aguas del mar mediterráneo. 

A lo que se suman elementos italianos como la pasta o spaghetti con salsa de tomate, variadas hierbas aromáticas, carnes rojas de ternera, cerdo, cordero, y carnes blancas de aves como el pollo o el pato, y por supuesto las pizzas

¡Y claro! Estas deliciosas recetas siempre van acompañada de un postre; donde resaltan  los frutas frescas, cremas dulces y preparaciones a base de lácteos como él y tradicional y único tiramisú

Los ingredientes que no pueden faltar en la cocina ÍtaloMediterránea

¿Qué hace de la comida mediterránea italiana una de las más populares? Sin duda es la perfecta armonía entre sus ingredientes. Y aunque son cientos; siempre resaltan:

El aceite de oliva

El Olio di Olive o Aceite de Oliva podría ser considerado como un hilo conductor entre las deliciosas recetas de la comida ítalo-mediterránea. Por ello, encontrarlo en básicamente cualquier plato es algo perfectamente normal, aunque también saludable y sumamente delicioso. 

Frutos y vegetales frescos

Esta gastronomía emplea ingredientes naturales de gran frescura y de estación. Ahora bien, siempre destacan los sabores del tomate o pomodoro, el ajo o aglio, y el ají picante conocido como peperoncino en las bellas tierras italianas. 

Carnes de la región 

La cocina ítalo mediterránea evita consumir cualquier producto que contenga algún tipo de transgénicos o conservantes. Es así como sus acompañamientos con carnes magras, algunos frutos de mar y muchísimo pescado son preferiblemente de países que pertenezcan a la comunidad europea, ya que la cercanía hace al producto mucho más natural y por ende exquisito

Los vinos, los zumos naturales y el café

Un elemento esencial y que no puede faltar en la dieta ítalo mediterránea es el vino; en sus diferentes presentaciones (Blanco, rosado y tinto). Eso sí, preferiblemente con efervescencia natural y evitando siempre las esencias artificiales. 

Mientras que los zumos naturales contienen un porcentaje elevado de pulpa de fruta, ya que los conservantes no están bien vistos en esta cocina tan selecta y especial. 

Y si hablamos del café, hay una fuerte inclinación hacia los granos provenientes de África e Indonesia. Y está representado por sabores concentrados y de mayor intensidad, bastante aromáticos y servidos en pequeñas dosis. 

cocina italo mediterranea

¿Dónde puedes comer autentica comida ítalo mediterránea en Sevilla?

Si estás en Sevilla y buscas degustar de esta gastronomía de talla mundial; no hay mejor lugar que el restaurante San Marco Santa Cruz.  Un espacio con carácter histórico y contemporáneo ubicado en la calle mesón del moro  N° 6 en la judería del barrio de Santa Cruz. 

Ya que se ha posicionado como uno de los mejores restaurantes de cocina ítalo mediterránea que puedes encontrar en la capital andaluza. Pues su carta incluye platos para todo tipo de comensales incluyendo a celiacos y vegetarianos. 

Además, sus platos resultan un paseo al paladar por los sabores más finos de esta excelsa gastronomía; ya que incluye desde aperitivos como rollitos de salmón, pan de ajo con aceite de albacas, o crema de las verduras del día, hasta entradas fuertes como confit de pato, escalopines de ternera y solomillo o carrilladas de cerdo ibérico. A lo que se suman platos de salmón, bacalao y atún  de una calidad sencillamente extraordinaria. 

Sin mencionar, los postres tradicionales como el tiramisú de la casa, los profiteroles y las tartas que resultan ideales para acompañar cualquier comida.

Y claro, sus vinos europeos selectos, sus  infusiones como el té verde a la hierbabuena y los cafés tipo irlandés toscanos y capuchinos; son otra elección que sin duda debes probar. Y esto solo para abrir boca con todo lo que tiene para ofrecerte ¡Visítalos, no te arrepentirás! 

Ir arriba